União dos Movimentos de Moradia
– São Paulo

Tel: 11 3667-2307 - Email: ummsp@uol.com.br

Mujeres Comparten Experiencias en Diálogos Local a Local en América Latina

Las mujeres de base se han demostrado como expertas al nivel local en el desarrollo comunitario por muchos años, sin embargo, siguen siendo excluídas de roles formales en los procesos y mecanismos donde se toman decisiones. De su posición como organizaciones de base, siguen luchando para desarollar diálogos y alianzas con las autoridades locales para influir las ñóliticas públicas que las afectan y para apoyar el trabajo de desarrollo de las mujeres. La Comisión Huairou cree que la participación en procesos locales de gobernabilidad puede resultar en transformaciones importantes de poder, además que cu mplir con intereses prácticos. Las experiencias exitosas de incidencia y los desafíos comunes que enfrentan en América Latina refuerza la importancia de seguir intercambiando buenas prácticas y herramientas de incidencia entre las organizaciones de base.

Esta semana La Comisión Huairou (HC), con el apoyo de UN-Habitat y el Gobierno de Noruega, y con las anfitrionas del Movimiento Nacional Luna Creciente y la Federación de Mujeres Municipalistas- América Latina y el Caribe (FEMUM), llevó a cabo una capacitación participatoria sobre el tema del Diálogo Local a Local. Asistieron 50 lideresas de 15 países de América Latina. El taller se organizó en coordinación con las lideresas de organizaciones de mujeres de base para fortalecer el liderazgo y la participación ciudadana de sus organizaciones y las experiencias en relacionarse con los gobiernos locales y nacionales. El evento se llevó a cabo entre los días 13 y 17 de Julio de 2009, en Quito, Ecuador.

¨Tenemos que encontrar nuevas maneras de relacionar con el gobierno. Necesitamos tener organizaciones fuertes, y tenemos que hablar de qué tipo de organizaciones necesitamos. Y qué tipo de lideresas queremos.¨ Relinda Sosa, Presidenta de CONAMOVIDI (Confederación nacional de mujeres organizadas por la vida y el desarrollo integral), Perú “

Si yo no hubiera tenido el respaldo de las mujeres de los barrios, de las comunidades, no habría logrado las gestiones,” dijo Rosario Utreras, Presidenta de la Federación de Mujeres Municipalistas de América Latina y el Caribe (FEMUM). También enfatizó que para lograr políticas municipales con enfoque de género, son importantes las relaciones entre las mujeres de organizaciones de base y las mujeres autoridades locales.

Para comenzar, el grupo reflexionó en el contexto Latinoamericano de mujeres en puestos de toma de decisión y en los éxitos y desafíos en la incidencia política. El grupo se acordó del contexto histórico de las dictaduras y conflictos armados. En la presente, una frustración con los gobiernos progresistas donde no resultan en cambios profundos y una falta de mecanismos verdaderos para una participación ciudadana plena se expresó por las participantes de América del Sur.

El grupo reconoció avances en algunos lugares en la elección de mujeres a cargos públicos, pero todavía falta un compromiso verdadero de parte de los gobiernos a las mujeres. Varias participantes hablaron del machismo instituctional en los partidos políticos igual como en las instancias del gobierno, y de mujeres que llegan a espacios de gobierno sin representar los intereses de las mujeres y sin constituencia de mujeres. También se habló de las diferencias entre los desafíos en áreas urbanas y rurales, indígenas y no indígenas.

Luego hubo trabajo en grupos y debates importantes sobre el tema del poder. Los diálogos reflejaron un analisis fuerte sobre el poder que las organizaciones mujeres buscan y cómo pueden transformar relaciones de poder con autoridades e instituciones a diferentes niveles.

Las participantes compartieron experiencias exitosas en negociar y relacionarse con las autoridades de sus comunidades. Por ejemplo, se escuchó experiencias de mesas de diálogo entre las mujeres sobre su problemática en México, y se escuchó que las mujeres indígenas comenzaron a tomar poder en las organizaciones sociales mixtas para tener mayor influencia. Hubo logros en la influencia en los gobiernos para terminar la distribución de una leche procesada insegura de el Perú, y hubo experiencias de camintas noctornos y otras actividades con el apoyo de las municipalidades para crear ciudades más seguras para las mujeres.

Otro logro del taller fue el compartimiento de herramientas para los díalogos local a local. Trabajando en grupos pequenos, las lideresas hicieron mapeos de sus comunidades y un diagnóstico del poder de en sus comunidades. Trabajaron en ejercicios participatorios para practicar la elaboración de planes de incidencia.